• en
  • fr
  • ru
  • es
Buscar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.  Puede cambiar la configuración u obtener más información 'aquí'.

SOLICITE
PRESUPUESTO
Déjenos sus datos y le llamamos
* Requerido

Faqs sobre climatización

 No. Es un sistema sostenible de muy bajo consumo energético y gasta hasta un 80% menos que un A/A. Por ejemplo, para una superficie de 200 m2 el consumo aproximado es de 960 W a máxima velocidad. Consume menos que un secador de pelo y la octava parte que un aire acondicionado.  


 De forma menor sí, pero no se hará evidente ya que se deben mantener abiertos los accesos del recinto, lo que permitirá disfrutar del movimiento de una suave brisa fresca muy agradable sin sensación de humedad. 


 No, porque se genera una sobrepresión que provoca que el aire fresco introducido salga en forma de brisa por las puertas y ventanas abiertas, no permitiendo en su salida la entrada de aire ni polvo del exterior


 A diferencia del aire acondicionado, esté sistema necesita que la estancia este abierta, ya que al impulsar aire al interior necesita de la existencia de una salida. Por tanto, funciona con la máxima eficacia en estancias abiertas, generándose la circulación de una agradable brisa de aire fresco. 


Su mantenimiento es mínimo, debido a los automatismos que los equipos incorporan, tales como detector electrolítico de la calidad del agua, drenaje automático y programable o cierre automático de conductos. Sólo se aconseja realizar al menos una revisión y limpieza anual. 

 No. La media de consumo de agua se sitúa en los 30 litros por hora, siendo el coste económico mínimo. No obstante, dependerá de la temperatura y humedad del aire exterior. Cuanto más seco sea el aire exterior mayor será el consumo de agua y mayor el enfriamiento. Pero el agua no se desperdicia, se aporta al aire para enfriarlo.


Entre 4 ºC y 12 ºC menos que la del aire exterior. Dependerá de las condiciones climáticas diarias, principalmente de la temperatura del aire exterior y de su humedad. Cuanto más caluroso y seco sea el día, más enfriarán los climatizadores evaporativos. Por ejemplo, si la temperatura es de 35 ºC y la humedad del 40%, el BCE impulsará ese mismo aire al interior a 26,5 ºC. En condiciones extremas se puede rebajar hasta 12 ºC. 

Sí. Proporciona un nivel de humedad adecuado ya que no seca el aire lo que se traduce en hidratación beneficiosa para humanos (especialmente para personas asmáticas y niños), animales, plantas y determinados productos como el papel o el textil. Además, genera aire limpio, fresco y filtrado en forma de suave brisa de forma constante. No emite gases, por lo que no perjudica a la capa de ozono. Desplaza el polvo, humos, olores y otros contaminantes al exterior del recinto. No genera electricidad estática.

 No, ya que el enfriamiento se hace por contacto. El problema de la legionela afecta a las torres de refrigeración y a aquellos aparatos de enfriamiento evaporativo que generen aerosoles. Concretamente los bioclimatizadores Biocool enfrían el aire por contacto y no mediante la generación de aerosoles, por esta razón no pueden generar legionela y no se encuentran sometidos a lo que la ley establece para otro tipo de aparatos.