La climatización evaporativa de la nave industrial mejora el propio proceso de fabricación de papel y cartón en sus diferentes fases ya que conlleva la generación de calor, que en zonas puntuales puede ser extremo, en las zonas de secado de pasta por ejemplo. Gracias a la climatización zonal,  proyectando aire fresco sobre determinados espacios de trabajo, permite disminuir la temperatura donde se necesite al mínimo. Esto facilita el desarrollo productivo de los trabajadores y reduce la siniestralidad laboral además de ayudar a reducir el consumo energético de las naves industriales donde se instala.

IDENTIFICACIÓN DEL PROBLEMA

En este caso de estudio, se trata de una empresa dedicada a la fabricación de papel, cartón ondulados, fabricación de envases y embalajes de cartón, cuya problemática principal era el confort del personal y querían conseguir una sensación térmica por debajo de 27 ºC, no tenían ninguna inquietud por la HR % ya que la zona era bastante calurosa y con condiciones térmicas de humedad relativa bajas.

En este caso en concreto se plantearon las siguientes necesidades de climatización:

  1. a) Reducción de temperatura en las zonas de trabajo debido a la normativa de Prevención Riesgos Laborales que establece el RD 486/1997.
  2. b) Control de Humedad Relativa Interior

Estudio previo:

– Superficie a climatizar: climatización zonal en el 70 % de su espacio, con una superficie total de 1.200 m2

– Ubicación: Provincia de Zaragoza

– Humedad relativa con límites entre 65-75 %.

Solucion aportada con climatizacion evaporativa BIocool:

Climatización global de toda la volumetría planteada 4.800 m3 mediante equipos BIOCOOL de 18.000 m3/h con programación avanzada para control de humedad y temperatura.

 

RESULTADOS OBTENIDOS CON CLIMATIZACION EVAPORATIVA BIOCOOL

Bajada de Temperatura

Con los resultados obtenidos en las dos primeras fases, el cliente quedó muy satisfecho y realizó una tercera fase con nuevos equipos Biocool de 18.000 m3/h

Se muestra a continuación una comparativa entre la temperatura exterior y la temperatura interior de la nave en el primer mes de funcionamiento con climatizadores BIOCOOL.

Se observa que la evolución de temperatura interior está por debajo de los límites marcados por el cliente  consiguiendo bajadas de temperatura de hasta 16 ºC.

Ahorro económico obtenido. 

Se muestra los beneficios reales aportado con el sistema de enfriamiento evaporativo Biocool para la climatización de la nave industrial y en comparativa con una posible instalación de aire acondicionado tradicional por compresión.

Comprobando el importante ahorro energético para el cliente y en consecuente la amortización de la instalación en un corto periodo de tiempo.

Se consigue un ahorro de 8.515 €/año frente un aire acondicionado tradicional.

Se concluye que con los equipos evaporativos Biocool  se tendrá:

  • – Ahorro energético  en un orden del 75-85%
  • – Reducción de emisiones de CO2 entre el 75-85%

SOSTENIBILIDAD Y CONSUMO RESPONSABLE CON BIOCOOL

Introducción  

Cuando hablamos de sostenibilidad, consumo responsable, ahorro energético, etc. En realidad queremos referirnos a una forma de consumo respetuosa con el medio ambiente, nuestro entorno próximo o global y , además , al coste económico que se derive para nosotros individualmente.

Asumiendo de antemano que para conseguir condiciones de confort aceptables deberemos consumir energía en mayor o en menor medida, deberemos optar por llevar a cabo ese consumo de forma sostenible y responsable, empleando aquellos sistemas que ofrezcan soluciones de elevado ahorro económico para la climatización industrial.

Funcionamiento 

El funcionamiento del sistema es sencillo, el bioclimatizador evaporativo Biocool,utilizado entre otros ámbitos en la climatización de naves industriales, recoge aire caliente del exterior y lo humedece al pasar por unos filtros empapados en agua, consiguiendo enfriar el aire que impulsa fresco al interior del recinto con hasta 18º C menos de temperatura que la del exterior.

Se logra de este modo proyectar un caudal constante de aire natural, fresco y filtrado, que se introduce limpio en el recinto proyectado para la climatización industrial, evacuando al mismo tiempo los olores, gérmenes y polvo en suspensión al exterior por los accesos abiertos (puertas y/o ventanas), favoreciendo la renovación constante del aire que no recircula, generando así un ambiente saludable.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies