Beneficios de la climatización evaporativa frente a la ventilación industrial

La climatización de una nave industrial es indispensable para el perfecto rendimiento de las funciones que allí se realizan. Gracias a una buena climatización se aumenta la productividad y se reducen tanto las mermas en la producción como los accidentes laborales, además de evitar sanciones por no cumplir la legislación sobre riesgos laborales.

Por ello, muchas empresas buscan modos de climatizar grandes espacios como naves, fábricas y almacenes. Pero ¿qué método escoger a la hora de climatizar tu nave industrial?

El método más conocido es la ventilación industrial ya que es un sistema de bajo coste y no se limita a espacios estrictamente cerrados. El inconveniente de utilizar la ventilación industrial para este tipo de espacios tan amplios es que no logra reducir la temperatura de la nave industrial, simplemente se ventila y como mínimo mantendrá la temperatura exterior.

Por otro lado, desde Biocool proponemos un método más innovador y sostenible, se trata de la climatización evaporativa.

Los beneficios de los climatizadores evaporativos son múltiples gracias al sistema de filtrado de aire que utilizan.

Estos evaporativos cogen el aire del exterior, lo pasan por unos paneles humectados con agua reduciendo su temperatura entre 6ºC y 20ºC y lo impulsan al interior de la nave. Así se garantiza que el aire del interior de la nave industrial es 100% aire filtrado y se mantiene constante el nivel de humedad.

Este sistema de climatización tiene muchas ventajas frente a otros métodos ya que con los evaporativos se logra enfriar el aire de las naves industriales y se mantiene controlada la temperatura a la vez que se crea una brisa marina, todo esto con la posibilidad de que el local esté abierto.

A todas estas ventajas hay que sumarle que la instalación de estos equipos evaporativos supone una inversión mínima y un coste de funcionamiento muy reducido.

Por todo esto, la climatización evaporativa es el sistema más recomendado para la climatización de naves industriales ya que tiene muchas ventajas y no supone un gran gasto para los clientes en comparación con todos los beneficios que puede aportar.